Tolerancia.

Ocelia Guevara

“Actitud de la persona que respeta las opiniones, ideas o actitudes de las demás personas aunque no coincidan con la propia”.

15977534_10211670598341959_2858223997761220178_n
Ocelia Guevara

Comenzar este escrito con la definición conceptual de la palabra tolerancia, no es falta de creatividad para engancharlo y que se interese por leer el artículo estimado lector, tampoco es una clase de letras ni de cultura general, es solo que conocer su significado nos ayudará a llegar a la meta del mismo.

Dedicamos este primer artículo a tan fundamental e indispensable actitud para el ser humano, y abrir un año nuevo con una reflexión sobre el tema nos ayudará a convivir mejor y de forma más sana con nuestros semejantes.

Tolerancia nos falta a muchos, y creemos que cuando no toleramos a los demás estamos causando algún daño a esa persona, porque lo que dice o hace está mal y carece de sentido, incluso llegamos a calificarlos como brutos, incultos, indecentes, que en algunos casos lo son. Sin embargo, no nos damos cuenta que la mayor falta la tenemos nosotros mismos, pues tolerar es inteligentes, de educados y de individuos con una personalidad, autoestima e identidad definida y de gran respeto.

A diario, vemos casos de intolerancia, concepto que si lo ponemos en práctica podemos incluso salvar vidas, evitar discusiones que no llevan a ninguna parte, y en especial cuidar la salud emocional, ya que una persona tolerante evidencia una excelente salud mental y emocional.

La tolerancia nos permite convivir en armonía, ganar el respeto de los demás, porque si respetamos seremos respetados, pues nadie cosecha lo que no siembra. Esta actitud nos ayuda a vivir en armonía en una sociedad donde todos creen tener la razón y verdad absoluta, por tal razón la mejor muestra de tolerancia es responder con un silencio, pues es uno de los argumentos más difícil de refutar, el silencio.

Tolerar hiere y duele, no es fácil escuchar a alguien hablar sobre un tema que según tu concepción no es correcta su postura, pero debes respetar su derecho a expresarse y a diferir, en ocasiones quieres hacerle entender a las malas para que cambio su posición, de hacerlo no estarías siendo tolerante. Ahora bien, tienes la oportunidad de refutar y plantear tu posición ante el individuo y su planteamiento, aunque en muchos casos, como dije antes, es mejor hacer silencio.

El principio fundamental en el que se basa la tolerancia fue expresado por un abogado, político y ex -presidente mexicano de origen indígena cuando dijo: “El respeto al derecho ajeno es la paz” Benito Juárez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.