Salud

Promese/Cal avanza en reabastecimiento de las 595 Farmacias del Pueblo antes de fin de año 2021

SANTO DOMINGO. – El Programa de Medicamentos Esenciales y Central de Apoyo Logístico (PROMESE/CAL), informó que tiene el suministro permanente de medicamentos a las 595 Farmacias del Pueblo, y está tomando medidas para atender la escasez de medicamentos provocada por los retrasos de suplidores producto de la crisis mundial del transporte, el incremento de los precios de los fletes y materia prima, y la escasez de contenedores. 

La entidad explicó que en esta semana mejorará los niveles de inventario y se hace énfasis en las “farmacias trazadoras”, que son las que concentran el 80% de demanda de la población, y en el fin de semana fueron reabastecidas el 70% de las farmacias del Gran Santo Domingo para dar respuesta a la demanda en estos establecimientos.

En este sentido Promese/Cal detalló que a partir de esta semana estará entrando a sus almacenes medicamentos con alta demanda que van mejorar los inventarios de las Farmacias del Pueblo, entre otros Vitaminas y Minerales, Acetaminofen, Diclofenac, Omeprazol, Losartan, Acido, Acetil salicílico, Enalapril, Glimencamida, Amoxicilina + ácido clabulánico, Lisinopril, Metfomina, Clopridogrel, Ibuprofeno, Azitromicina, y Ampicilina.

El director de Promese/Cal, Adolfo Pérez, dijo que se está superando un nivel de inventario más bajo de lo normal, pero que no afecta la generalidad de los establecimientos.

Pérez señaló que todos los pedidos se hicieron a tiempo pero se ha registrado un agravamiento de la crisis mundial especialmente con la escasez de productos terminados y de materia prima para la fabricación de los medicamentos principalmente en China y la India, que en ocasiones provoca la renuncia de suplidores a la entrega, pero para manejar esto se ha puesto en marcha un plan de contingencia.

“Hemos identificado los productos de mayor impacto en el Sistema Público Nacional de Salud  y en la Red de Farmacias del Pueblo que manejamos desde Promese/Cal, y estamos en contacto  con nuestros suplidores para saber el estatus de esas cargas  y tomar medidas adicionales para garantizar el abastecimiento; todo esto dentro de la capacidad de los suplidores y las oportunidades y tiempos que nos permite la Ley 340-06, así como la disponibilidad de presupuesto dijo el director de la institución.

“Estamos frente a un reto importante ya que un contenedor que costaba en promedio unos 3,000 dólares hace ocho meses, hoy cuesta cerca de 20,000 dólares y los tiempos de entrega desde China era de 35 días y ahora hasta cien días”, afirmó Pérez. 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba