La Isla

Denuncian presidente viola ley al dar picazo de inicio de proyecto de termoeléctrica en Manzanillo 

Frank Valenzuela

Manzanillo, Montecristi. – El Centro Bahía De Manzanillo para el Desarrollo Regional (CEBAMDER), denuncio este viernes que el presidente de la República, Luis Abinader ha violado la ley 64-00 sobre medio ambiente y recursos naturales cuando da un picazo para supuestamente dejar iniciado los trabajos para la construcción del proyecto de la  Termoeléctrica Manzanillo, ya que  dicha obra no cuenta para su ejecución  de un estudio de impacto ambiental en la zona donde se pretende ejecutar.

El presidente del Centro CEBANDER, Frank Valenzuela, destacó que con la visita de señor presidente esta legalizando las acciones que realiza la cuestionada empresa Haina Investimento Company, Ltd, empresa que ha desmontado más de 500,000 mil metros de terrenos alrededor del área protegida Manglares de Estero Balsa, lo que ha implicado la destrucción de especie nativas, de floras, refugios de aves y especies s, algo sin precedente que no tiene otro nombre que sea ecocidio ecológico.

Valenzuela dejo claro que el estudio de Impacto Ambiental en esa obra de gran envergadura y de impacto al medio ambiente debe ser el documento técnico que debe identificar, describir y valorar de manera apropiada, y en función de cada caso concreto, los efectos notables previsibles que la realización del proyecto produciría sobre los distintos aspectos ambientales.

Aseguró,  que la evaluación de Impacto Ambiental es una herramienta para la toma de decisiones y para la planificación del desarrollo, para definir las medidas de prevención, corrección, compensación y mitigación de los impactos y efectos negativos que pueda generar o esté generando es n proyecto, en una obra, que va impactar en esa zona protegida.

El presidente de la organización no gubernamental afirmó, que con esa decisión el presidente desacata los considerandos en la ley 64-00   cuando establece que «es de vital importancia la protección, conservación y uso sostenible de los variados ecosistemas que componen el patrimonio natural y cultural de la nación dominicana y de las especies de flora y fauna nativas, endémicas y migratorias, que son parte fundamental de ellos».

Aseguró que es peor, cuando la misma ley considera que los recursos naturales y la diversidad biológica son la base para el sustento de las presentes y futuras generaciones, por lo que es de urgencia que el Estado Dominicano aplique una política de medio ambiente y recursos naturales que garantice un desarrollo sostenible».

Valenzuela aseguro que es con esta acciones el presidente de da una mala señal  al país para el debido respeto al medio ambiente ya que la ley 64-00 establece con claridad  que « las áreas bajo protección especial constituyen la garantía de conservación de especies valiosas, la producción de agua, la productividad de los suelos, las aguas interiores y los ecosistemas marinos».

Enfatizo que según los reglamentos de la ley en su artículo 41, establece que Los proyectos o actividades que requieren la presentación de una evaluación de impacto ambiental incluyen de manera especial los proyectos termoeléctricos. Y de generación. Así mismo, Obras de ingeniería de cualquier índole que se proyecten a realizar en ecosistemas frágiles, en humedales o en espacios costeros.

Según los promotores, el megaproyecto energético forma parte del plan maestro de Manzanillo y su complejo de obras en el muelle del mismo nombre. La obra es desarrollada con una inversión privada de los consorcios Manzanillo Gas & Power y Manzanillo Energy, bajo la firma de un contrato de compra de energía con el Estado dominicano por 15 años a precios más bajos que los del mercado. 

Wellington Pérez

Egresado como periodista de la Escuela de comunicación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Cuatriboliao, Minoso y más Cabraleño que una Cachua o una Viejaca.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba