Nuestras Raíces Mueren en las Fiestas Patronales de Cabral

Por:José Pérez Chene 
Cabral Barahona,en la medida en que el tiempo avanza las fiestas patronales de nuestra señora de los Remedios en el municipio de Cabral va de forma agigantada y vertiginosa perdiendo su esplendor y sus verdaderas raíces.
De hecho entendemos que elementos altamente contaminantes han incidido de forma directa en la desaparición de nuestras costumbres y creencias. 41181775_256119825236754_8937832530728452096_n
Visiblemente podemos asegurar que definitivamente de acuerdo a consultas a dirigentes comunitarios y miembros de Iglesias, hay tres razones fundamentales que desde unos años acá han venido poco a poco dejándo en el pasado nuestra idiosincrasia, las cuales podrían ser motivo de estudios sociológicos y psicologícos.
La inseguridad, La falta de fe, y La llegada de La Era Electrónica. Son de forma inequívoca los tres pilares del Apocalipsis.
Recuerdo y añoro aquellos años cuando cuando nuestras gentes asumía con entusiasmo ésta festividad que marcó nuestras vidas. Era costumbre que nuestros padres guardaran algunos ahorros casi el año entero para comprar la ropa de los muchachos, como solían decir, aveces vendían algunos animales y cosechas para que sus hijo estrenarán ropas y zapatos nuevos.
Pero también era costumbre casi obligatoria de los novios entregarle una determinada suma de dinero para la compra del atuendo que luciria para tal ocasión.
Un día como hoy Cabral era el centro de peregrinación donde era masivamente visitado por feligreses creyentes de todos estos pueblos cercanos, las calles se abarrotaban con las gentes que llegaban de santo domingo a celebrar la fiesta religiosa de más alta trascendencia.
A esta magna celebración se sumaban las más connotadas orquestas y grupos de la talla de, Cheche Abreu, Cuco Valoy, El Zafiro, Fernando Villalona y otras tantos astros del merengue y el bolero.
Casi todos los barrios se celebran simultáneamente las veladas donde personajes pintorescos como Celestino, Moraito, Berca, Moro Angustia, Abelardo, Manuelcito Pacha, entre otros entonaban salves alusivas a nuestra patrona.
La inseguridad a procado que esos eventos mágicos religiosos hayan desaparecido, hoy resulta muy difícil amanecer rindiendole culto a nuestra Virgen.
Otro elemento que se agrega es la pérdida de la fe. Nuestros padres desde muy pequeños nos inculcaron a venerar y a respetar todos los santos, esta costumbre nos hacía temeroso y hasta nos obligaba a meditar antes de cometer algún error por temor a Dios o a un determinado Santo. Nos hemos convertido en seres insensibles de tal modo que llegamos al colmo hasta de desafiar a la muerte.
El tercer elemento, el cual reviste muchísima importancia es la que actualmente vivimos “”la era digital y electrónica “”.Ésta a pesar de las facilidades que nos brinda, también a contribuido de una forma muy sensible a distanciarnos de nuestras raíces y hasta de nuestra familia. Dedicamos más tiempo al celular y a la Internet que a nuestros vecinos y familiares, nos preocupamos más por pagar la factura de de estos medios que ir al médico. Todo se resuelve con un clicks solemos decir de forma irresponsable.
Estos son a mi modo de ver pequeños ejemplos de cómo anda hasta el día de hoy nuestra sociedad, y en la medida que el tiempo avanza y se van incorporando nuevas tecnologías vamos involucionando, y nos vamos haciendo más inhumanos, el dolor y la tragedia de nuestros congéneres no nos preocupa. Aveces asistimos a un velatorio no por el fallecido sino por los familiares vivos, “”para que nos vean “”.
Actualmente existe una modalidad que sigue creciendo de forma exorbitante, consiste en la competencia a la primicia. Se lo explico más sencillo, nadie se acerca a un lugar de un accidente a socorrer a alguien, lo hacen sólo para enviar las fotos de ese evento al mundo por Facebook, Whatssap, y otros medios de los que conforman las llamadas redes sociales. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.