Conociendo héroes del Sur dominicano

Precoz agricultor, comerciante y pescador a destacado Servidor público de la Nación

Por Elmer González,

El Patriota Sin Miedo

Abril 2018

Derechos reservados

El enfoque de esta serie de ensayos biográficos “Conociendo héroes del Sur”, atiende a reseñar la trayectoria de personajes y figuras de las comunidades del Sur que logran convertirse en verdaderos héroes y heroínas, y que, en base a esfuerzo y dedicación, son verdaderos íconos humanos de bien, que deben ser presentados en su verdadera dimensión.

Expreso la alegría, orgullo y satisfacción de generar este texto biográfico en honor al amigo Julio Báez (Julín), pues es una figura oriunda del Sur dominicano, definida entre la dignidad y la superación.52a3b84f-299d-4205-93d4-47d7102137b2

Origen

Julín, el primero de cuatro hijos;  nació un 24 de abril, al mismo frente de su casa materna, en la San Andrés, en la “Maternidad”, al inicio de la década de los 70 ‘s, tiempo que algunos relatores denominan la época dorada del municipio de Cabral.  Fue declarado dos meses después por causas ajenas al juez civil.

Hijo de Julio César Báez, “Julio el tesorero”, modelo 1943, cabraleño de pura cepa, descendiente directo del presidente Buenaventura Báez. Este progenitor demostró inteligencia y habilidades empíricas con una escritura impecable, trabajó desde 1960 en la adolescencia, en tiempos del fin del régimen del jefe. Su madre Altagracia Feliz, “Grecia”, nacida en el 51, (en esa época había la costumbre de enaltecer a las personas con nombres de las naciones del mundo), vendía ropa y se surtía en Santo Domingo, y fiue comerciante de productos básicos n el “Guayuyo” llegando a ser directiva de la asociación de detallistas de Barahona. Ambos son oriundos del sector Tierra Blanca, en la Calle “presidente Báez”.

Sus descendientes Siempre vivieron en Cabral.Sus mayores influencias las asume de sus abuelos. Nieto de Blas Báez, gallero, proveniente de una familia de agricultores, empleado de la Junta y Eneria Cuevas, mujer dulce y longeva que “duró más de 100 años”. Nieto, además, de Gilberto Feliz, agricultor y pescador. Julín es sobrino segundo del inmortal Belisario Feliz Jiménez (Belí).

Niñez y actividades

Desde niño sus mayores anhelos fueron la superación y poder servir y ayudar. Creció y “cogió tamaño”, ayudando a sus abuelos. Iba con su abuelo materno al “conuco”.

“Pescador”, fue su primera profesión; junto a su abuelo materno desarrolló habilidades de colocar “nazas”. Recuerda que a diario recorría las casas de los abuelos a llevar pescado, ver sus necesidades y a ofrecer su ayuda de niño.

El conuco familiar estaba en la “Sileta”, nombre coloquial con que se denomina en Cabral a “La Isleta”, en función de la curvatura del Yaque del Sur.

Aprendió el arte de producir Ajíes, Tomates, Cilantro, Guineo, Maíz, Yuca, Habichuela, Coco, Lechosa; que eran utilizados para el consumo familiar, aunque algunos rubros lo producían con el sentido comercial.

Las primeras prácticas laborales del joven fueron la pesca y la agricultura. Esas eran las actividades esenciales del joven del Sur dominicano en esa época, sin importar la condición social, siendo eso la esencia formativa en la comarca del Rincón de Ají y en los pueblos del Sur.

Estuvo influenciado a la profesión de la contabilidad. En el “conuco”, desde niño fue el “observador” del conteo en la venta de rubros a “Cofita”, la comerciante del Pueblo Arriba. Desarrolló la confianza de su padre y en diciembre, en las épocas de apogeo de “Polo”, era enviado a las cosechas de café en “Los Fondos” y participó de las ventas de ese producto a “Paco Peña”, y negociaba con “Estraido”, el mayoral intermediario del comerciante terrateniente.

Educación inicial

Define que, en la primaria, la profesora Sumergida, cariñosa y afable y motivadora fue su mayor influencia. Nurys Virgilio, estaba más allá de lo que le pagaban, era una profesora buena, y Josefita Cabulla era la parte fresca

Estuvo en la Escuela del “Guayuyo” hasta el 4to curso. Luego paso a la Catalina Pou. Ahí pasó por las manos del respetado “Bienvo La Tapa”. Declara con sonrisa entrecortada que recibió varias de las terapias de Jalón de oreja de este insigne docente. En el incendio ocurrido en La Peñuela, se tuvo que trasladar a estudiar a la comunidad de Lista.

Sus mejores amigos de infancia eran Moreno, Alexis y Anguie. En la Escuela se entrenó con tigueres como Sanabito, Eddy Sanabe.

Impactos culturales y deportivos

Los jóvenes de esa generación tenían participación directa con la Cultura y el Deporte. Julin, se declara “Cachúa” desde chiquitico. Ruddy Feliz, “Mocho”, lo introduce al mundo de clubes y movimientos culturales de la época. Participó del Club Cultural Juan Pablo Duarte y fue bailador del Ballet Folclórico Casandra Damirón. En el bachillerato fue a la academia; Claudio lo “invitó” obligatoriamente a asistir a sus clases. Su instrumento favorito era el Clarinete.

Con las actividades culturales visitaba los pueblos de Vicente Noble, El Peñón, Cristóbal, Salina y Oviedo. Fue beisbolista con la liga de “Máximo Tifú” participando en torneos en Jaquimeyes, Fundación y Salina. Fue refuerzo invitado en la liga de La Peñuela, desde ese tiempo se declara además con genética Liceísta.

En esas épocas recuerda que el domingo, tenía una rutina habitual de dar vueltas en el Parque. Ahí veía sus primeros amores platónicos de niño que define como “bellas damitas de la época, verdaderas musas de Cabral”.

Como joven precoz, desde los 13 años visitaba el Bar de Generoso y era un asiduo visitante del Cine Betzaida. Su artista favorito es Julio Iglesias, y es devoto del merengue de los 80. Recuerda la primera vez que visitó “La Capital”, fue los 15 años, a un chequeo médico.

 Educación media

Ingresa al Liceo Francisco Amadís Peña, en tiempos del director pedernalense Felipe Sena (Paso Fino). La vida le cambia en el bachillerato. Comienza a hilvanar su futuro y a gestar intenciones de progreso y a hacer un proyecto de vida.

Sus modelos a seguir son los profesores Carmen Marte de Nin, Fermín Báez y el estridente José Alcántara “Moñongo”. Recuerda con voz entrecortada las huelgas en el liceo y se le alegra el rostro al recordar los festivales y actos liricos, culturales y de canto en fechas patrias en el salón de actos.

Dice: “Formé parte de una generación emblemática del Sur”.  Fue ganador de un concurso de matemáticas auspiciado por la PUCMM y le prometieron una beca para Santiago de los Caballeros que desecho por “lejos”. Fue profesor sustituto de “Moñongo” en la clase de Trigonometría. Su amistad se consolida con Melchor Féliz, Blanco Jaimita, Rubén, Picho, Nani, etc.

Fue miembro fundador de la Cruz Roja de Cabral, de la mano del insigne Luis Feliz Báez.  Miembro de la Defensa Civil, Cachorro del Club de Leones, del movimiento Cabral Avanza en justas luchas comunitarias.

Su mayor encanto era visitar la Laguna, “su lugar favorito”, la que define como el referente ambiental más cercano al bienestar de la comarca. Define: “cada ser humano respeta nacido en Cabral respeta y admira la exuberante belleza de esta laguna, su Fauna y su Flora, es el espíritu del pueblo”.

Influencias y estudios superiores

Luego de las clases en la Escuela y posteriormente del Liceo, tenía que ir al “colmado” a coger su pasantía. Esto le forja un sentido de disciplina laboral.

De la amistad de su padre fue influenciado por la emblemática figura y filosofía de Don David Olivero. De ahí surge la familiaridad con David Olivero hijo y Melchor Féliz, a quienes considera su familia. Su Norte inicialmente estuvo orientado a la medicina producto de sus interacciones del médico Luis Feliz Báez.

En el 1986 inició colaborando en la Sub Zona de Agricultura de Cabral, como origen de un extenso servicio en el Estado dominicano.

Su padre que veía la rectitud y disciplina y propiciaba su incursión a la carrera militar. Luego del liceo, entró a la academia en Hatillo. Un año y medio determinan que ser cadete no era su fuerte.

En 1988, se inscribió por un semestre en Medicina en la UASD, junto al emblemático joven cabraleño Nicomedes Fernández, a quien recuerda con los ojos aguados.

Retorna a Cabral y en 1989, va a la Universidad Mundial en Barahona y hace la carrera de Contabilidad; se le niegan los recursos y a finales del 1990, a decide emigrar nueva vez a Santo Domingo, ahí residiendo en la casa de David Olivero.  Ese año reinició en el servicio público en la Contraloría General de la Republica.  Se inscribe a la O&M y concluye en el 1994. Se gradúa en el 1996.

Desarrollo personal y profesional

Con amores desde el 1985, se casa con Elisa Bonilla, en el 1991, con quien procrea a Rachel, Gabriel, Taicet. En el 1992 ingresa al Ministerio de Educación como maestro en educación media en el área de matemáticas del Liceo Espíritu Santo de Villa Consuelo.

Aunque de una familia reformista, incursionó en la política en el 1992, como del PLD. Su participación en Contraloría fue del 1996 al 1998. De ahí va a la Secretaria de Agricultura como encargado de la división de contabilidad hasta el 2000.

En el 2001, Administra la constructora BCJ. Conjuntamente a la docencia, crea la firma Báez Consulting y Asociados. Participó como docente en la Universidad UCDP en contabilidad 1998-2002. En el 2004, retorna a agricultura como Subdirector administrativo y luego coordina las Plazas Agropecuarias funciones que lleva hasta el 2012.

En el 2007, y en ascenso a su carrera académica, logra por concurso como director del Liceo Buenos Aires de Herrera hasta el 2010.

Cursa la carrera de Derecho en el 2009. Graduado a finales del 2015. Desarrollando de manera destacada el área constitucional y la práctica civil. Desde el 2012, ingresa a la Superintendencia de Electricidad desempeñando el rol de encargado de suministro.

Desde el 2010 ha participado en el fomento de la cultura y el Carnaval de Cabral como fundador vicepresidente del Comité Internacional de la Diáspora Cabralense; es el coordinador de los Encuentros anuales de esta comunidad en Santo Domingo. Ha coordinado varias Jornadas de reconstrucción de casas en los Guayuyos y reforestaciones en la Laguna que tanto ha amado.

Este prolifero cabraleño, ha tenido participación de comunicador en programas de variedad noticiosa de televisión siendo Analista económico en el programa “Expectativas de los nuevos tiempos”. Ha sido miembro secretario de la dirección de ética, directivo, y coordinador de la comisión electoral, del Instituto de contadores de la Republica Dominicana, IPARD. Ha tenido además, una destacada participación en la seccional de maestros en Santo Domingo Oeste.

Se especializa en contabilidad tributaria en estudios internacionales, EDU Universidad Internacional en el 2007. Realiza el máster en impuestos y Finanzas 2008, y especialidad en Contabilidad impositiva en el 2010 en la UASD. Lleva en proceso un Máster en Relaciones Internacionales en EUDE y Maestría en Derecho Procesal y Constitucional en la UASD. Ha sido profesor en la O&M. Evidentemente este sureño es protagonista de la superación y muestra una dilatada participación de 28 años como maestro educador en diferentes niveles de la educación.

Familia y una patria mejor

Su mayor deseo ha sido la erradicar la pobreza y consolidar la soberanía nacional. Como agricultor siempre se ha preocupado por los problemas de alimentación, de los que expresa “volviendo a la producción de la tierra en los campos se evitaría ese problema”.

Con ahínco y valentía ha abordado enfermedades catastróficas en su familia. Se declara el mayor admirador de su esposa Elisa, ejemplo para sus hijos y cómplice de sus hermanos César, Mildred y Milkeya. Expresa: “mi padre me enseñó que siempre se debe estar para la familia y los amigos”.

En lo profundo de su Ser, lleva como estandartes la honestidad, la lealtad y la ayuda a los demás, estos conceptos acompañados de un gran sentido de la discreción.

Se declara “amigo de su gente”.  Expresa “en el transcurso de estas últimas cuatro décadas he visto muchos cambios en la sociedad dominicana, en mi pueblo, en el Sur”. Y dice “tengo la esperanza del desarrollo socioeconómico integral del Sur”.

“Sueño que algún día el Sur, pueda potenciar la belleza de su ecosistema y que los jóvenes puedan trazar su vida y crecimiento intelectual en función de verdaderos valores sin tener que emigrar de su tierra”.

Este hijo del “Rincón de Ají”, humano de sonrisa sincera, nacionalista, con gran dignidad y don de buena gente, ha enfrentado las adversidades que la vida le ha planteado. Con honestidad, perseverancia y disciplina ha logrado una hoja limpia de desarrollo cívico y de aportes a la nación, lo que representa con puntos sobresalientes la estirpe de una generación sagrada y un verdadero orgullo del Sur dominicano.

Deja un comentario