¡ALTAMENTE PERJUDICIAL PARA LA SALUD! Yaroas, comidas y bebidas calientes en envases plásticos

No se puede negar que la comida rápida es algo sumamente sabrosa al paladar, pero ¿sabemos lo nocivo qué es a la salud?. 

Yassir Féliz 

chukunaky@hotmail.com 

El pasado día 5 de septiembre decidí comenzar a comer distinto. Para mí, debo admitirlo, ha sido difícil dejar las carnes, harinas y sus derivados, embutidos, refrescos de soda, alcohol*, arroz, entre otros. El hacerlo me ha llevado a investigar un poco sobre los beneficios e inutilidad de ciertos alimentos y costumbres que desde siempre he tenido.

Aunque desde hace más de un año no consumo aceite, una de las cosas más impactantes que me he encontrado es lo dañino que resulta utilizar aceite en la cocción de un arroz blanco o al guisar una carne. ¿Sabemos nosotros que las carnes traen su propia grasa y que solo tenemos que poner el caldero bien caliente y que al echar las carnes y taparlas, ellas mismas se encargan de botar agua que luego se convierte en aceite y por lo tanto no es necesario agregarle más grasa?. ¿Tenemos conocimiento que al cocinar un arroz blanco o trigo no es necesario utilizar aceite y que ponerle tres dientes de ajo es sumamente saludable?. ¿Somos conscientes del daño al que nos exponemos al tapar el arroz, trigo, locrio o moro con una funda plástica?.000-1

De todo lo leído e investigado, lo peor y lo que más me ha llamado la atención es lo perjudicial que resulta a nuestra salud comer las famosas y ricamente sabrosas yaroas o tomar café, leche, té o alguna infusión caliente en envases plásticos. El plástico puede contener bisfenol A, ftalato o policloruro de vinilo (PVC), que según científicos están asociados con problemas del comportamiento neuronal en los niños, el cáncer de mama y de próstata.

Los productos químicos de los envases y recipientes de plástico se filtran en los alimentos y bebidas cuando son expuestas a temperaturas altas, ocasionando enfermedades catastróficas que van desde la exposición a la presión arterial alta, altos riesgos para la diabetes, efectos nocivos para el aparato reproductor masculino, toxicidad para la reproducción, cáncer, entre otros.

Cuando vaya a comerse una yaroa o tomar alguna bebida caliente en envases plásticos, piénselo dos veces. Existen alternativas como los recipientes de vidrio o cerámica que son mucho mejor para preparar, calentar o tomar alimentos.

Dicen por ahí que el perro puede cambiar de dueño mil veces, lo que nunca podrá hacer es dejar de ser perro. ¿Podemos los humanos sacarnos el chip de la costumbre de algo y dejarlo “de un ahora paoríta”?. Es difícil, pero cuando está en riesgo su salud y la de los suyos, es correcto cambiar de hábitos. En sus manos está su salud. ¡Cuídese!.

Deja un comentario