La Gente Habla

Mitos sobre el semen

Elia Tabuenca

Dentro del mundo de la sexualidad hay muchísimos mitos que algunos son ciertos y otros, en cambio, son falsos, puras especulaciones que han ido pasándose por el boca-oreja. En relación al semen y el hecho de tragarlo cuando se está realizando sexo oral también se ha llegado a especular en sobremanera y, de hecho, actualmente hay personas que se cuestionan dudas como si el semen engorda o si es malo para la salud. En este artículo de unComo vamos a aclarar de una vez por todas algunos de los mitos sobre el semen más difundidos en la sociedad.img_mitos_sobre_el_semen_43085_600

También te puede interesar: ¿Es malo tragar el semen?

Antes de hablarte sobre los mitos del semen queremos especificar en qué consiste este fluido corporal que fabrica el sistema reproductor masculino y se expulsa por la uretra cuando un hombre eyacula. Está compuesto de espermatozoides que se crían y crecen en los testículos pero, también, de plasma seminal, es decir, un líquido que es producido por diferentes órganos y glándulas del organismo como la próstata, el epidídimo, las glándulas de Littre o de Cowper, las vesículas seminales y los vasos deferentes.

Cuando un hombre está sano presenta un tipo de semen muy característico: tiene una textura viscosa, un olor como a cloro, un tono blanquecino y un sabor agridulce que se puede ver alterado dependiendo de los alimentos que más abunden en su dieta pues, por ejemplo, si come mucha carne tenderá a ser más ácido y si toma muchas frutas será más dulce.

En unComo te damos algunas recomendaciones para que puedas mejorar el sabor del semen.

Mito 1: Es tóxico si me lo trago

Falso

Si cuando estás haciendo una felación te tragas el semen, no te preocupes: NO es tóxico. Este es un mito extendido en la sociedad que es totalmente falso pues no contiene ningún agente nocivo ni perjudicial para la salud. El hecho de tener sexo oral y terminarlo ingiriendo el semen se conoce como “blowjob” y es algo con lo que muchos hombres disfrutan.

Debes saber que el semen es una sustancia orgánica que se digiere en nuestro cuerpo como si fuera un alimento cualquiera. No contiene elementos tóxicos para nosotros, más bien al contrario: es rico en vitaminas que son buenos para el funcionamiento del cuerpo. Sin embargo, no debemos considerarlo como un alimento porque la cantidad que tomas con cada eyaculación es ínfima.

Mito 2: El semen es bueno para la piel

Verdadero

Es cierto que este fluido es bueno para la salud de la piel consiguiendo que pueda estar más hidratada y nutrida; de hecho, hay algunos productos cosméticos que usan el semen como componente pero, también es cierto, que su presencia en el mercado es muy baja. El motivo de que sea bueno para la piel es que cuenta con algunos minerales como sodio, calcio, zinc, fósforo o potasio que pueden ayudar a mejorar la salud de la piel aportando interesantes nutrientes.

Además, el semen es rico en proteínas con propiedades antioxidantes y astringentes que consiguen que el cutis pueda estar mucho más protegido ante el paso del tiempo así como nutrido para combatir los radicales libres. En definitiva, el semen puede conseguir hidratar y aumentar la elasticidad de la piel.

Mito 3: Tragar semen puede contagiar ETS

Verdadero

El semen es un fluido corporal que puede contagiar diferentes enfermedades y, por tanto, si haces sexo oral, estas bacterias pueden entrar en contacto con tu cuerpo y contagiarte la ETS. Debemos puntualizar que NO es necesario que te tragues el semen para poder contraer una enfermedad si no que tan solo haciendo sexo oral y tú teniendo una pequeña herida en la boca, por ejemplo, pueden penetrar las bacterias o los agentes infecciosos en tu cuerpo produciendo el desarrollo de la afección en tu cuerpo.

Por este motivo es importante que, cuando vayas a practicar este tipo de sexo, te protejascolocando un preservativo, la única medida que existe en la actualidad que puede prevenirnos ante ETS. En unComo te damos algunas medidas de seguridad para hacer sexo oral.

Mito 4: Puedo tener una reacción alérgica

Verdadero

Otro de los mitos sobre el semen es que la mujer que lo ingiera puede desarrollar una reacción alérgica y esto es totalmente cierto. Aunque, cabe destacar, que no es una situación muy común pero sí que es posible, por lo tanto, debes tenerla en cuenta. La reacción corporal viene causada por la proteína del semen conocida como PSA y que puede ocasionar diferentes síntomas en la pareja.

Las reacciones suelen aparecer después de haber entrado en contacto con el fluido, es decir, después del acto sexual o del sexo oral. Puede ser que los síntomas ocurran justo después o que tarden unos minutos en aparecer; entre los signos más frecuentes, destacamos los siguientes:

  • Picores y ardores en la vagina o boca
  • Inflamación en la zona vaginal
  • Sensación de comezón en la boca o vagina

Mito 5: Puedo quedarme embarazada si trago semen

Falso

Es totalmente imposible quedarse embarazada tragando semen. No debemos olvidar que para que se pueda dar un embarazo es imprescindible que el espermatozoide fecunde el óvulo y esta situación tan solo puede darse cuando el fluido entra en el cuerpo por la vía vaginal. Este es el único camino posible que existe para que una mujer pueda quedar embarazada, ni por vía oral ni anal podrá hacerlo.

Ten en cuenta que cuando tragas semen, este pasa por el esófago y se digiere como cualquier alimento, es decir, por el estómago así que no es posible que pueda llegar hasta el aparato reproductor femenino por vía oral. Para quedar embarazada es imprescindible que el hombre eyacule en la vagina femenina.

Mito 6: El semen engorda

Falso

Ya hemos indicado que el semen puede considerarse como un “alimento” en el sentido de que contienen minerales, grasas y azúcares. Pero, sin embargo, no podemos decir que el semen engorde porque la cantidad que se ingiere con una eyaculación es tan pequeña que ni siquiera es beneficiosa para la salud, por lo que tampoco puede hacernos engordar.

Menos de 1 caloría es lo que aporta el semen y, dependiendo de la cantidad que el hombre expulse, este dato puede variar y ser mucho menor. Por tanto, no te preocupes: el semen no engorda.

Click to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

web hosting
To Top