Te invito a ser un guerrero pacífico

Iscaura Alcántara 

Este fin de semana estuve viendo la película “Guerrero Pacífico” una película de cambio y superación,  basada en hechos reales, que muestra la vida aparentemente normal de Dan, un joven estudiante, deportista, en total salud física y mental. Sin embargo, su vida no es perfecta, algo pasa en su interior.

A veces estamos en nuestra rutina, entendiendo que todo va bien pero, sentimos ese vacío que no logramos identificar porqué esta y hasta cuándo estará. Estamos inmersos en nuestros propósitos y tomamos la vida muy rápido, actuamos como Dan, dormimos mal, comemos rápido, conducimos de una forma alocada para llegar a nuestro destino y la vida de esta forma no es satisfactoria. Es cuando las consecuencias de nuestra forma de vivir nos pasan factura y un día ocurre algo inesperado que resulta ser negativo.el-guerrero-pacifico

Dan sufrió un accidente, el cual lo dejó paralitico impidiéndole continuar en el campeonato de Gimnasia, él estaba muy entusiasmado en participar y cada día se preparaba para poder lograrlo. Luego del accidente, la espiritualidad entró en su vida gracias a un Filósofo que conoció, bautizado como Sócrates, el cual se convirtió en su guía y amigo. El orgullo y desesperanza se apodero de Dan, pero poco a poco se dio cuenta del poder que tiene la mente para superar cualquier contratiempo.

En diversas etapas de nuestras vidas, tocamos fondo y ya sea por alguna persona, libro o película, encontramos nuestro filosofo espiritual que nos ayuda a levantarnos y enseñarnos el verdadero sentido de la vida, lo que significa vivir de verdad. Pudimos haber tenido todo, pero no lo apreciábamos ni disfrutábamos de las pequeñas cosas de la vida. Eso mismo le pasó a Dan y después del accidente, con la ayuda de Sócrates, supo lo que es saborear cada momento. Recibió grandes lecciones de vida, no de forma teórica sino que lo pudo comprobar en las vivencias que tuvieron juntos.

Como Dan debemos aprender y entender que “el viaje aporta la felicidad, no el destino” que  la felicidad no está en la meta que queremos conseguir, sino en el camino. También que conseguir éxitos, títulos y popularidad no es lo importante.

Un guerrero pacífico es el que sabe disfrutar de cada momento de su vida y con lo que tiene a mano, el que puede centrarse en el aquí y ahora y sacarle jugo a cada momento presente. No actuamos de manera acelerada en la vida, donde la meta siempre sea ganar el oro sin disfrutar de lo demás. Tengamos fe y seamos guerreros y verán que al igual que Dan a pesar de que los médicos decían que no volvería a practicar, lo logró, cambió su manera de ver la vida, disfrutando de los pequeños detalles que ésta le regaló de nuevo, sacando la basura de su mente, todo aquel pensamiento que lo distrajo de lo que realmente importaba.

Deja un comentario