Quién Soy?

15977534_10211670598341959_2858223997761220178_n
Ocelia Guevara

Ocelia Guevara
La semana pasada al comenzar la clase, el tema a exponer era comunicación interna, en una de las secciones de la materia de Relaciones Públicas, surgió la pregunta; ¿Quién soy?, está en consonancia con la expresión “Nadie puede dar lo que no tiene”, ya que las Relaciones Públicas trabaja imagen interna y externa, por lo tanto si una empresa o institución no tiene buena imagen entre sus empleados no puede tenerla para sus públicos externos, pues el primer público de ella son sus empleados.

Al traspolar el tema al plano personal, quisimos hacer que los alumnos se describan o se definan, y créanme, ellos mismo estaban sorprendidos porque no sabían cómo hacerlo. Algunos decían su nombre y de dónde venían, otros simplemente dijeron que nunca habían pensado en tal aspecto, y comenzamos a hacer ese ejercicio. Nos preguntamos, quién soy?. Luego de una reflexión personal comenzó la definición, y descubrieron su yo soy, fue una experiencia muy bonita, salieron con nuevos ánimos, muchos describieron situaciones que habían pasado y como las superaron, y así encontraron su, yo soy.

Después pasamos a una segunda etapa del ejercicio, buscar una o dos palabras que los definiera completamente, ahí fue lo mejor, palabras como; persistente, optimista, luchador, decidido, amorosa, firme, terca y sensible, esta última fue calificada como una debilidad, pero luego de someterla al debate concluimos que ser sensible no es una debilidad, sino una virtud. Una virtud, porque no todos pueden sentir lo que les pasa a los demás y hacen empatía con su situación, esa condición es una ventaja en esta sociedad de prisas, intereses y de poco humanismo.

Después de terminado el debate, la clase tomó otro color, el tema se presentó y se analizó con mucho nivel, pude percibir un ambiente como de, wow!, Sé quién soy, lo que tengo, y lo que quiero. Esta experiencia me llevó a pensar que mucha gente anda en el mundo sin ni siquiera saber quién es, y eso es penoso porque andan sin propósitos, sin metas, sin horizonte solo nacen y sobreviven, porque no viven, no disfrutan a plenitud su vida, y pasan por el mundo sin saber que pasaron, no aman porque no tienen amor, no se aman a ellos mismos, no se valoran, no creen en ellos ni mucho menos se estiman ni confían.

Si nunca te has hecho esta pregunta te invito, descubre quien eres, eso te ayudará a dar más sentido a tu vida y existencia. Pues para que los demás te valoren, estimen, amen y respeten, debes hacerlo tú mismo, recuerda no podemos dar lo que no tenemos y si no damos tampoco recibimos. Esta reflexión es indispensable en esta sociedad tan excluyente, debes saber quién eres, eso puede salvar tu vida.

Deja un comentario