Los beneficios de un rapidito.

Laura Ruiz

Un encuentro sexual rápido, el típico “aquí te pillo, aquí te mato” puede ser una dosis de vitalidad, autoestima y excitación muy beneficiosas para nuestra relación en pareja. En la mayoría de las ocasiones, cuando hacemos el amor lo hacemos de forma pausada, sin prisas y disfrutando de cada minuto pero ¿y si nos dejamos llevar por un calentón espontáneo? Entonces seguro que disfrutarás de una experiencia sexual diferente, divertida y muy excitante. En este artículo de unComo vamos a descubrirte los beneficios de un polvo rápido para que sepas lo bueno que puede llegar a ser tanto para ti como para tu vida con tu pareja. ¡Pruébalo!img_41630_ins_3739776_600

1

  • Máxima excitación

Uno de los mayores beneficios de un polvo rápido es la sensación de extrema excitacióna la que llegarás cuando te dejes llevar por la pasión sexual. Ten en cuenta que ser espontáneo es una de las mejores cualidades que se pueden tener para poder disfrutar de un sexo placentero, por eso, no planear tu próximo encuentro y dejar que el deseo surja por él mismo es una de las mejores opciones para conseguir una experiencia altamente excitante y divertida.

2

  • El morbo de la rapidez

Cuando tenemos que hacer algo rápido o con presión, ¿verdad que lo hacemos más estimulados? Esto es porque, cuando te dejas llevar por los instintos, dejas de lado la racionalidad y te dejas inundar por esa parte más salvaje que reside en nosotros mismos y, en este momento, es el impulso sexual.

Por eso, bajarte los pantalones y medio desnudarte, apoyarte en cualquier rincón de la casa y disfrutar del sexo rápido es una de las experiencias más morbosas que hay al hacerlo rápido y de cualquier manera. Dejar libre esa parte de nosotros mismos es muy sano a la par que divertido.

3

  • Conocer lo que te gusta

Otro de los beneficios de los rapiditos es que, debido a la inmediatez y al dejarse llevar por la pasión, conoces de una forma más rápida todo aquello que te gusta: dónde quieres que te besen, qué quieres escuchar mientras lo haces, cuál es la postura sexual que más te gusta, etcétera. Al ser un encuentro tan fugaz, seguro que buscas todos aquellos estímulos que más te excitan y, por eso, es una buena herramienta para conocerte mejor.

4

  • Adiós a la timidez

Cuando hacemos el amor de forma pausada, es probable que en algún momento se te vaya la cabeza y te fijes en tu barriga o quieras probar algo nuevo pero no sepas muy bien cómo enfocarlo, etc. En el caso de los polvos rápidos lo bueno que tienen es que son a destajo, son un arranque de pasión que no se pueden controlar y, por tanto, no tienes tiempo para pensar en nada sino que solo te dejas llevar por las sensaciones.

5

  • Más confianza en ti mismo

Saber que, de vez en cuando, despiertas en alguien ese deseo irrefrenable de tener sexo contigo, esas ganas de besarte y de tocarte, es algo que reconforta y que hace que te sientas mucho más a gusto contigo mismo y más deseado. Además, esto también aumentará la confianza en ti mismo y te permitirá que, cuanto a ti te entren ganas de sexo rápido, puedas acudir a tu pareja para satisfacer tus deseos: seguro que también le encantan tus arranques pasionales.

6

  • Menos monotonía en la pareja

Una de las grandes lacras en la vida de una pareja es la monotonía sexual. Al final parece que la rutina termine imponiéndose en todos los planos del día a día, incluso, en la cama y, para evitar esto, es importante innovar probando juegos diferentes, juguetes eróticos o dejándose llevar por el deseo.

En este sentido, los polvos rápidos conseguirán que la rutina no exista y que, de vez en cuando, os sorprendáis con un ataque de amor en cualquier parte de la casa y ¿por qué no? prueba también en espacios públicos y disfrutarás de una experiencia la mar de excitante.

Deja un comentario