Las mejores posturas sexuales para cuando hace calor

Laura Ruiz

¿El calor se ha convertido en un problema? Mantener relaciones sexuales implica cierto contacto físico entre la pareja que provoca un aumenta inevitable de la temperatura corporal. Si, además, nos encontramos en una época cálida, el sexo puede convertirse en un infierno. Si bien sexo y calor van de la mano, una temperatura excesiva puede provocar que nos sintamos incómodos durante las relaciones sexuales y no podamos disfrutar al máximo. Además, es posible que si te encuentras en verano estés disfrutando de unos días de vacaciones y te apetezca pasar más tiempo con tu pareja en vuestra intimidad.

Si quieres mantener relaciones sexuales sin sofocarte,  te proponemos las mejores posturas sexuales para cuando hace calor. De este modo, podrás centrarte en disfrutar evitando que el termómetro se dispare.

La sorpresa bajo la duchaimg_43719_apa_278949_600

Qué mejor forma de mantener relaciones sexuales cuando hace mucho calor que aprovechando nuestra ducha. Si nos encontramos en un momento de pasión pero la temperatura es insoportable, podemos agarrar a nuestra pareja y conducirla hasta el baño. Tener sexo bajo el agua nos ayudará a mantenernos frescos, además de disfrutar de una sesión más salvaje. Ahora bien, acuérdate de regular la temperatura a fría o templada, de lo contrario podemos llevarnos una desagradable sorpresa haciendo que el calor suba.

Te proponemos que realices la postura de la sorpresa, una de las posiciones sexuales más placenteras. En esta, la mujer agacha su parte superior del cuerpo hacia abajo, pudiendo apoyar las manos en el suelo, pero manteniendo las piernas rectas. El hombre la penetra por detrás controlando el ritmo y la profundidad de la penetración. La ventaja que nos ofrece esta postura sexual, además de evitar el calor, es que no requiere de mucho espacio, por lo que es ideal para practicarla en la ducha.

La V erótica sobre la encimera

Otra de las zonas de la casa que puede aportarnos algo de frío durante el sexo es la encimera de la cocina. El mármol es un material que suele permanecer frío, por lo que agarrar a nuestra pareja y subirla a encimera es una buena opción. ¿El único inconveniente? El hombre no está en contacto directo con la encimera, por lo que la mujeres es la que sale realmente beneficiada al realizar esta postura, puesto que su trasero se encuentra sobre el mármol frío.img_43719_apa_278950_600

Una de las mejores posturas que nos permite aprovechar este escenario es la V erótica. La mujer se sienta sobre la encima y el hombre se posiciona frente a ella con las rodillas un poco dobladas. Ella tiene que poner sus piernas estiradas sobre sus hombros mientras se agarra a sus hombros. Esta postura es ideal para cuando hace calor pero no es apta para personas poco flexibles. Además, permite una penetración profunda y se consigue estimular el punto G femenino. Este artículo sobre cómo estimular el punto G femenino puede servirte de ayuda.

El perezoso en el jardín

Si dispones de jardín o una terraza en casa, salir en busca de un poco de aire también puede resultar útil para tener sexo y no morir en el intento. Podemos aprovechar el frío del césped o simplemente aprovechar cualquier otra superficie que nos aporte frío junto con la brisa que haya en ese momento. Una de las mejores posturas sexuales para cuando hace calor es el perezoso. Si en la postura anterior la mujer era quien lograba un mayor contacto con la superficie fría, en este caso son los dos los que salen beneficiados, especialmente el hombre. En esta posición, el hombre se tumba por completo boca arriba y la mujer se sitúa encima de él dándole la espalda. De esta forma, la mujer flexiona sus rodillas y puede controlar el movimiento y ritmo de la penetración. El hombre disfruta de unas vistas excelentes con las que aumentar su excitación, a la vez que podrá refrescarse al encontrarse su cuerpo en pleno contacto con el suelo. Por otro lado, los pies de la mujer también puede absorber el frío y controlar la penetración y realizar los movimientos más placenteros que le lleguen al orgasmo. ¿Eres mujer y tienes problemas para alcanzar el orgasmo? En este artículo te explicamos cómo llegar al orgasmo femenino.

El ventilador

Esta postura evita que haya un excesivo de contacto corporal entre la pareja durante el sexo y, de esta forma, se consigue evitar un aumento de la temperatura que resulte incómodo. Además, al no encontrarse entre las sábanas, también facilitará mantener el calor a raya.

El ventilador es otra de las posturas sexuales para cuando hace calor en la que el hombre se sitúa detrás de la mujer completamente de pie agarrando sus nalgas. Por su parte, la mujer se inclina hacia abajo apoyándose en un taburete u otro objeto que le sirva de soporte. De hecho, la mujer puede aprovechar para coger algún objeto metálico o de algún material que tienda a permanecer frío. Esta posición ofrece una penetración profunda y la estimulación del punto G. Además, el hombre pude aprovechar para acariciar el clítoris de su pareja o estimularle los pechos. ¿No sabes cómo hacerlo? En este artículo te explicamos cómo estimular el clítoris, para que te resulte más fácil.

Sexo en la playa con el abrazo

La playa es otro de los lugares en los que podemos optar por tener sexo sin morir de calor. Esta localización nos permite romper con la rutina y tener una sesión de sexo distinta a lo que estamos acostumbrados. Tanto en la arena como dentro del agua, conseguiremos mantener nuestro cuerpo a una temperatura aceptable a la vez que podemos disfrutar del sexo en pareja. Una de las mejores posturas para tener sexo en el agua es el abrazo. Mediante esta posición, el hombre se mantiene de pie para no perder el equilibrio durante al acto sexual, mientras que la mujer se agarra a él con sus brazos y piernas. El hombre agarra a la mujer por las nalgas y controla la intensidad de la penetración. Además, al encontrarse frente a frente, esta posición permite que la pareja pueda besarse y añadir un toque apasionado al momento.

Si te interesa más acerca de este tema, te proponemos algunas posturas para tener sexo en la playa.

La doma en el coche

Otro de los escenarios donde tener sexo salvaje y distinto para disfrutar al máximo es el coche. Las ventajas que nos ofrece este sitio es que podemos ir al lugar que deseemos, siempre y cuando seamos discretos y no nos encontremos a la vista de nadie. Además, podemos aprovechar el aire acondicionado y crear un ambiente fresco en el que tener sexo con nuestra pareja. Si además queremos que nuestra sesión sea de los más placentera, la doma es una de las mejores posturas sexuales para cuando hace calor. Esta posición consiste en en que el hombre se siente en el asiento trasero del vehículo, y la mujer sobre él de espaldas. El hombre puede acariciar los pechos de la mujer mientra esta controla el ritmo de la penetración. Además, el hombre también podrá besar el cuelo y el hombro de la mujer, algo que seguro resulta placentero y estimulante para ella.

Deja un comentario