EL BONO NO DETERMINA EL FUTURO DEL PELOTERO

Eliezer Olivero

La mayoría de los peloteros dominicanos que firman contratos con bonos voluminosos fracasan en el camino a la gran carpa.

Entendidos en la materia plantean que estampar una firma por un bono millonario ha sido una especie de maldición para la mayoría de los jugadores dominicanos, mientras que otros que recibieron centavos logran entrar al Big Show Beisbolistico.ramirez

Recordemos el mencionado caso del petromacorisano Josephang Bernhardt, con el perfil de Alex Rodríguez y el potencial de un torpedero de 16 años, 6’1 de estatura, defensa impecable y poder, quien en enero del año 1997 se convirtió en el primer jugador criollo en recibir un bono por encima del millón de dólares. Este pelotero fue firmado por Toronto, US$ 1.1 MM, pero que a pesar de sus credenciales atléticas y descendiente de una familia de peloteros, apenas llegó a Clase A.

A esta línea de talentos millonarios le siguieron Willy Modesto Peña (Yankees, US$ 2.4 MM), Ricardo Arámboles (Yankees, US$ 1.5 MM), Irvin Joel Guzmán (Dodgers, US$ 2.2 MM), Willy Aybar (Dodgers, US$ 1.4 MM),  Angel Villalona (Gigantes, US$ 2.1 MM), Rafael Rodríguez (Gigantes, US$ 2.5 MM), Michael Ynoa (Oakland, US$ 4.2 MM), entre otros con la etiqueta de estrellas ligamayoristas, quienes no cumplieron con el sueño de alcanzar el peldaño más alto de la MLB.

Estos casos son una prueba de que los grandes bonos entregados a estos jóvenes de entre 16 a 18 años de edad, la mayoría sin valores, ni patrón de conducta, les quitan la motivación por el deporte, sobre todo cuando logran adquirir las lujosas jeepetas, conquistar megadivas y una frecuente vida nocturna. Cuando asumen esta nueva vida le molesta el sol veraniego o el frío del invierno americano y por tanto se olvidan de la labor que le cambio su vida y la de su familia.

Diferente a estos casos es la situación del banilejo José Ramírez, quien recibió centavos comparados a sus compatriotas, pero que llego al beisbol para demostrar su competencia atlética sin pensar en el pírrico salario recibido por su firma.

El pimentoso y versátil jugador estampó su rúbrica con 17 años por apenas 50 mil dólares para la tribu de Cleveland. Este nunca fue motivo de  mención cuando asistió, junto a un grupo de prospectos, al try-out (practica de prueba) donde consiguió su firma.

El ligamayorista de apenas 24 años es y ha sido un producto de mucha productividad aunque de bajo costo para los Indios, quien en la próxima temporada del 2018 le aseguraron un ingreso de apenas US$ 971mil cuatrocientos dólares.

En la temporada del 2017 el joven jugador coleccionó un average de 318, 29 jonrones, 83 remolcadas, colíder en extrabases con 91 y líder en dobles 56, implantando un nuevo record para un dominicano en poder de Alex Rodríguez con 54.

Según Baseball-Reference, José Ramírez es el dominicano de mayor desempeño individual medido por victorias en la temporada del 2017 en las grandes ligas demostrando con esta proeza que el bono conseguido en la firma no determina el futuro del Pelotero.

Deja un comentario